23 C
Posadas
20 abril, 2021
NORTENOTICIAS | FM DEL NORTE 100.9
NOTICIAS

Cerro Corá: alumnos y docentes de la EPET 46 fueron sorprendidos por la visita de un Urutaú Común

URUTAU

Una sorpresa se llevaron esta mañana los alumnos de la escuela EPET N° 46 de Cerro Corá cuando recibieron la visita de un Urutaú Común, una de las aves más misteriosas que sobrevuelan por la provincia de Misiones

 

La comunidad de la EPET N° 46 de Cerro Corá se vio sorprendida en la mañana de hoy por la presencia inesperada de un Urutaú Común, quien tranquilamente descansa sobre la pérgola de ingreso a la escuela. 

 

Muy temprano cuando los docentes y alumnos llegaban a la escuela para iniciar la jornada escolar, la presencia del Urutaú los sorprendió. El ave se encontraba  descansando  sobre la pérgola, muy cerca del árbol lapacho negro. 

 

Como si estuvieran en una excursión en el Jardín de los Pájaros, en Oberá, alumnos y docentes tomaron fotografías y registraron al ave que permaneció inmóvil.

 

El Urutaú 

 

De hábitos nocturnos, el Urutaú Común hace que su figura y costumbres sean poco conocidas para la gran mayoría. Pero muchas personas sí saben de su llamado como pena. Como podemos apreciar en las imágenes, sus plumas son lo que habitualmente llamamos crípticas, porque se confunden con corteza de troncos y ramas secas. 

 

Si tenemos la suerte de observarlo, en general será posado en el extremo de una rama e inmóvil y erguido durante las horas del día. Posee ojos bien grandes y color amarillo bien fuerte, que muchas veces cierra de manera tal que parecen hendijas, pero desde donde puede seguir “pispeando” el entorno. 

 

Al anochecer, emprende un vuelo enérgico alternando con planeos altos, mientras va capturando grandes insectos voladores con su enorme boca abierta y rodeada de largas “cerdas táctiles”, llamadas vibrisas.

 

También en el extremo de un palo seco coloca el único huevo que incuba y al nacer el pichón es un pompón que se yergue igualmente petrificado entre el extremo de la rama y los padres.

 

Por sus potentes voces que se asemejan a lamentos humanos resonando desde la profundidad de selvas y bosques, muchas veces el único canto que escuchan los paisanos en las noches y madrugadas montaraces, tiene un lugar bien ganado en el folclore y leyendas populares del norte argentino. Especialmente en el noroeste, donde el renombrado Cacui o Kakuy está profundamente arraigado en las culturas originarias y criollas.

 

 

 

La chacarera «Hermano Kakuy» es una de las tantas que cuenta la leyenda, donde el lamento se debe a gritos de la hermana por ser abandonada sobre un árbol, debido a desprecios de ella para con él. Nos deja como moraleja, también la chacarera, lo expresado en la siguiente estrofa: De esta leyenda / no hay que olvidarse / que los hermanos / no dejen de amarse / Con triste grito / busca a su hermano / kakuy se llama / y vive penando.

 

A nuestro Urutaú también se lo conoce como “Vieja del monte” o “Pájaro la vieja” en el noreste, donde además se lo considera un ave de mal augurio, sobre todo si canta cerca de las casas. Dos nombres de otras latitudes son bien apropiados también: pájaro fantasma y pájaro estaca.