13.7 C
Posadas
17 junio, 2021
NORTENOTICIAS | FM DEL NORTE 100.9
NOTICIAS

El destituido juez Pedro Fragueiro acumula seis denuncias por abuso sexual y una por prevaricato

Luego de su destitución, el ex  juez de Familia y Violencia Familiar de Puerto Iguazú, Pedro Fragueiro, debe afrontar siete causas penales (seis por abuso sexual simple y una por prevaricato), en tanto que las víctimas solicitaron su detención al inicio mismo de la etapa de instrucción.


 

De las siete denuncias en su contra, cuatro de ellas se tramitaron inicialmente en el fuero penal de Puerto Iguazú, pero como dos jueces y fiscales de aquella ciudad se inhibieron, el expediente finalmente recayó en el Juzgado de Instrucción 2 de Eldorado, a cargo de Nuria Allou.

 

Desde la primera denuncia en su contra ante la Fiscalía 3 de Puerto Iguazú -a fines de marzo  de este año- el expediente naufragó de juzgado en juzgado de la zona norte de la Provincia, por una serie de inhibiciones y excusaciones.

 

Milagros F. (la primera denunciante), revivió el acoso sexual que sufrió cuando empezó a trabajar en febrero de este año como empleada a administrativa en el Juzgado de Familia y Violencia Familiar  de Puerto Iguazú, cuando Pedro Fragueiro era juez.

 

La víctima, a través de su presentante legal, solicitó la detención del ex magistrado que ya acumula siete denuncias en su contra –cuatro en Iguazú, dos en Posadas y 1 en Oberá- por entender que existe peligro de entorpecimiento de la causa por parte del acusado, estando en libertad.

 

 

El abogado Harry Foos, quién representa a la víctima, aguarda un pronunciamiento perentorio de  la Justicia, acerca del pedido de detención del ex juez, como así también el llamado a declaración testimonial de la denunciante.

 

En declaraciones a Canal 12 de Posadas, Milagros, expresó sus satisfacción de que rápidamente se haya constituido el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia y alcanzado un acuerdo para la destitución del entonces magistrado.

 

Manifestó que sufrió mucho, las consecuencias del constante acoso que padeció de su jefe (Pedro Fragueiro), en los dos meses que trabajó con él en el Juzgado.

 

Empecé con una serie de ataques de ansiedad, ataques de pánico. Yo no podía dormir sola”, dijo, aunque aclaró que “ahora estoy un poco mejor”.

 

Dijo que a partir de exponer esta situación a través de las  redes sociales, los medios de comunicación y en su denuncia ante la Fiscalía, se siente aliviada, más sabiendo que otras mujeres, también se animaron a denunciar al ex funcionario por el mismo delito,  “abuso sexual simple”.